31 mar. 2011

MATEMÁTICAS (Marzo 2011) – Soneto final

¿Por qué siempre los pares he preferido?

¿Qué tendrán esos números de bello?

Aquello que arrastro siempre, aquello,

que hace tanto daño y tanto ruido…


Aquello que tengo y siempre he tenido,

que oscurece el corazón del destello

de mis ojos tan tuyos, que es el sello

del más terrible miedo que he temido.


¿Qué es aquello preguntarás? Mi miedo

es la simple operación matemática

de no sumarme o restarme una unidad,


quedarme impar sin tu voz o tus dedos,

con los que sumo mi beso a tu temática

y resto de mi vida a la soledad.

30 mar. 2011

MI DELITO (Marzo 2011) – Sonetillo

(1 cuarteto + 1 terceto + coda)

Persigo el camino, reincidente

en mi delito, de tu luz soñada,

con la esperanza de que tu bella espada

atraviese mi corazón, indiferente


de mi sangre, de mi pequeña hada

que en mi boca permanece sonriente,

que espera en tus labios la puñalada


de su último latido independiente.

24 mar. 2011

me defino como...


Me defino como
una piara de versos caóticos
y un colador que selecciona.
hace diez años estaba
atrapado en un cuerpo de infante,
ahora presento corteza de adolescente
mañana el sol manchará
mi tez , que me limita
y el tiempo empolvora mi pelo
con la nieve de la experiencia
pero aún con la muda
del cuerpo que el tiempo
me brinda , seguiré siendo
una piara de versos caóticos
y un colador que selecciona.

SE INSINUA LA NOCHE...

se insinua la noche
desangrando con violencia al sol
salpicando de rosas y naranjas
a las nubes , al cielo , al horizonte

asoma , aún tímida
sus primeras estrellas y una luna

regalo para los corazones
sin corazón
para las mentes sin sueño
para los despojos de la rutina

ya se presenta desnuda
y los nocturnos la alavamos,
otorgamos ogrendas.
yo, la retrato en el apogeo
de su vida jovial

22 mar. 2011

Un ideal

Te dediqué en veneración
todas mis lunas
y todos mis versos.

te regalé miradas straperlas,
odas clandestinas
hice de ti un ideal.

Ahora solo eres versos
del pasado que cantaban
a un recuerdo ya perecedero.

                  J.Puyal

21 mar. 2011

corazón porteño


Un tango perfuma
mis calecitas
que se asoman tímidas
por la espalda de los capotes
un tango perfuma
mis calecitas
al que le dedico
rabo y dos orejas

No sé

Ahora disputo con la memoria
graves discusiones.

Ahora no sé si el deseo
opaca los ojos de la razón
no sé si me ha dado alas
con trayectoria ala locura.

No sé si mis recuerdos
no son autoconvicciones.

Necesito una ambulancia
que me lleve a tu recuerdo
y que corrobore el mío.

                                             J.Puyal

20 mar. 2011

LUNA, QUE ERES, LUNA

Luna, que te quiero, Luna.
¡Ditas farolas que te arrebatan belleza!
Tus rayos color blanco pureza,
Como hilos de telaraña,
Me atrapan y me dan esperanza.


Luna, que te adoro, Luna.
Tu forma que imitan los senos,
En afán de atraer a los ojos llenos,
Me conquistan y despiertan la noche.


Luna, que te observo, Luna.
Con la luz que se te presta,
Tu mirada se asemeja,
A la luz, que por la noche
Los niños encienden,
Para despejar cualquier miedo de la mente,
Y escribir...
                                          Pablo Rubio Elbal.

PRIMAVERA (19 de Marzo 2011) – Soneto

Mi Luna llena, blanca y amarilla,

diseñas mil mareas erizadas,

cristalinas y en verde maquilladas

rozando tu cenicienta orilla.


Tu risa severa, que tanto brilla,

de cientos de estrofas equilibradas,

tu coraza, de deseos privada,

que tanto amor me maravilla,


tu radiación, de risa o de esfera,

tu escudo de un millón de sonrisas,

tu beso, que en sueño bélico recibo,


tú, mi sonido, nuestra primavera,

serás mi pronombre, mi luz, mi brisa,

si en tu escudo una huella de amor percibo.


Poema dedicado a la enorme Luna que nos acompañó el día de ayer

14 mar. 2011

MAGIA (Marzo 2011) – Soneto encadenado

¿Me preguntas por la palabra magia?

¿Por qué me preguntas lo que significa?

¿Acaso no lo sabes, hechicera?


¿Ves tú aquella Luna reflejada

en el cielo negro de tu pupila?

Eso, eso es magia, querida estrella.


Cada vez que suena esa melodía,

ese sonido vibrante y armónico,

descontrolado, perfecto y sinfónico,

que a veces se te escapa de tu poesía,


poesía que te muerde y te vacía,

poesía de verso faraónico...

Poema sonriente ultrasónico

es la melodía de tu poesía.


Escrito en solfeo en un conjuro,

poetisa mía, tu ritmo espeso,

que posee aires de carcajada,


es el encantamiento más puro.

Como víctima de tu soñado beso

te contaré la verdad más aclamada:


¡TÚ ERES LA DEFINICIÓN DE MAGIA!

SÓLO ME QUEDA LLENARTE ESTAS PÁGINAS

Con el pie en el paredón de las lágrimas
Más sensibleras que tu cara asoma,
Puedo ver que la muerte no es distinta.
De verdad lamento perder tu aroma,
Y sólo me queda llenarte estas páginas.
                                          Pablo Rubio Elbal                                                                                                  

10 mar. 2011

INTUICIÓN - Soneto

Preveo un encuentro electromagnético
entre tus prisiones resplandecientes
y mis pensamientos intermitentes,
con un voltaje de lo más estético.

Preveo la muerte del beso ético,
el retorno a la razón demente,
que tus ojos, de esencia atrayente,
me dejen el corazón esquelético.

Y preveo nuestra danza de labios,
nuestro viento mestizo irreprimible,
que levanta nuevas olas de beso.

Pero lo que veo, son truenos y cabos,
que me separan rejas invencibles
que me impiden, en ti, quedarme preso.

Alberto Becerro González
Marzo 2011

9 mar. 2011

VERDE COLOR POESÍA

El verde resplandece 
Alrededor de tu luna negra
Como si supiese quien lo mira.
Sólo los vivos los padecen.


Un mar de destellos blancos
Rodea al "esmeraldo" océano
Envolvente de tu alma,
De tus sonrisas y llantos.


Tu pupila me sonríe cuando miro.
Me hundo en tu baúl de recuerdos.
Me pierdo en tu frondosa selva,
Y sólo encuentro la razón por la cual vivo.


Tus ojos contienen vida...
Tus ojos contienen poesía...
                                            Pablo Rubio Elbal

FUCK SPAIN (CARÁCTER CRÍTICO. POR ALGO SOMOS DEL 10)

El sueño de juventud yace muerto,
Aun sin haber empezado,
Con la visión del futuro incierto
Que me das entre tus brazos, España.


Mis únicas esperanzas están rotas
Por las espadas de tus toreros,
Por las botas de tus sotas,
Y por la rudeza del juego, España.


Prométeme una vida sin cárceles,
Sin muertes ni esquinas lúgubres,
Y quizás pueda volver a sonreír.


Prométeme, España, con la sangre de tus fieles,
Que te siguen sin razones,
Que cuando me de la vuelta,
No estarás ahí.
                                              Pablo Rubio Elbal

8 mar. 2011

Jinete de la muerte

Galopa sin tener miedo,
caballero en la niebla,
Jinete de la muerte,
Jinete de la guerra.

Cansado de su espada,
de poblar cementerios,
embriagado en la posada
de los tiempos tranquilos.

Pero cuando el odio vuelve,
el monta de nuevo el caballo
y no le tiembla la mano,
salpica de criba su sayo.

Quema pueblos y sembrados
en nombre de un ideal,
padre de los olvidados
con un corazon de cristal.

Cuando en nombre de dios matas,
el Jinete disfruta,
sabe que matas por nada
que tu odio sera tu cicuta.

Galopa sin tener miedo,
caballero en la niebla,
Jinete de la muerte,
Jinete de la guerra.

El Jinete un dia amo,
y el amor es una herida
que al Jinete hizo malo
y de la guerra hizo su vida

XXV. POZOS VERDÁCEOS

La luz de la mañana,

que cae, silenciosa,

se refleja en tu boca,

en tus cúbicas esmeraldas.


La pesadilla se materializa

en forma de los pozos

que, gloriosos,

se alimentan de mi deseo

reo de la vida de dentro.


La vereda tan angosta y armónica

que nos separa,

forma un agujero estrecho

que conduce a tu rosa rota

que repele, fugaz, mi beso.


Pero sonríes contenta.

Se te escapa una verde lágrima

que sugiere caricias

en tu castaña melena.


Y sonrío contento

contemplando mi sueño.

Como barco velero que rompe la espuma,

mi mente tu mano agarra desnuda.


Y muy lejos, sin descanso,

se revuelve mi cuerpo

al perder tu mano

cuando de nuevo, despierto.


Y sin tu respirar acelerado,

sin tu luna entre mis dedos,

busco sin derecho

otro pozo verdáceo.

Como si nada

Te vi , te saludé
me saludaste
parecía ya turbio el recuerdo
y tú me sonreías , como si nada

pero tus ojos no olvidaban
me lo recordaban a gritos
supongo que los mios
tampoco se callaban


                               J.Puyal

agonía

Son campos de batalla
los papeles
donde agonizan unos
y otro yacen muertos,
cada uno de mis sueños.

el tiempo es mejor estratega
y cada día que pasa es otra derrota
y cada verso , un imno desesperado


                                                    J.Puyal

7 mar. 2011

SIN PATRIA NI MUNDO

La cortina de plata
Se ondea al viento.
Sale su aliento:
-Lo que el mar me desata...


En llamas la roca
Observa la luna.
Sabe como ninguna:
-Lo que la noche provoca...


Libre, libre libertad del horizonte
Que todo escapa al suspiro
De la velada de un mundo.


Suave, suave bajada del monte
Que nada dura lo que miro.
¡Como para no sentirse vagabundo!
                                             Pablo Rubio Elbal

Rojo, Verde, Azul, Amarillo: Gloria (Tributo al colorismo)

Rojo pasión el de tus labios.
Dulce amor de mi albedrío.
Azul ardiente el de tus ojos
Cuando tocas con tu alma los míos.


No cierras los párpados
Mientras acaricias mi euforia.
Sabes disfrutar de la locura.
Sabemos hacer la verdad ilusoria:

Tiendo puentes verde libre
Para cruzar tu pensamiento amarillo.
Cae por tus pechos el mimbre
Luce nuestra idea sobria.


Tengo claro que,
Cada forma de tu ser,
Venus mía,
Me sabe a gloria...
                                           Pablo Rubio Elbal

Morir por ti


Emponzoñados pozos de brea
que ahogan mi libertad,
me retienen, me reprimen
con cadenas sin piedad.

Soy quien trae las nuevas
de el castillo de promesas
soy quien perdona a las rosas
Dime, ¿Por qué serán tan bellas?

Yo soy el que mira a los ojos
el que lucha y da la cara
soy el pueblo con la azada
en tus pensamientos rotos

Poderoso como el martillo
que aplasta al tirano,
afilado como esa hoz
que corta el centeno en verano.

Soy quién lucho por tus ojos
y los ojos de las estrellas
soy quien perdona a las rosas
Dime, ¿Por qué serán tan bellas?

Que me quiten toda la sangre
hasta que muera por ello
morir por defenderte
morir por tu cabello....





MI CHISPA VAGABUNDEA (Marzo 2011) – Soneto

Insertada en un cardumen de llamas

mi chispa vagabundea en el viento,

de pila en pila, con solfeo lento,

quemando a su paso raíces y ramas.


Ella camina errante y solitaria

recargándose con nuevos destellos

de encima de tu nariz y tu cuello,

de pupilas negras y esperanzas.


Y se niega a volver con su amo,

no hace más que buscar a su pareja.

Quiere destruirse en tus verde-azules.


Sin éxito, con fracaso la llamo.

Creo que está atrapada en tus rejas

de terráqueo contorno y negras luces.

6 mar. 2011

¿Qué dictadura pervierte...

¿Qué dictadura pervierte
la naturaleza de las nubes?

Los revolucionarios traen
cosechas grises
que infestan todo el territorio
chocan los continentes.

Los sublevados son lanzados al vacío.
Esas masacre
riegan nuestros jardines.



                                        J.Puyal

tu cara es una luna...

Tu cara es una luna,
nace solo cunado brilla el mundo
y aunque haya miles de estrellas
tu cara brilla y prevalece,
robando luz a sus contemporaneos.


                                       J.Puyal

el exceso de tinta...

el exceso de tinta
en la punta de mi pluma
produce un estallido
de una lágrima negra
que se ramifican cuando
el papel es su anfitrión.

Y esos versos,
placentas de sentimientos,
son caminos de arena fina
para unos pies descalzos
a los que llevará de turismo

por todos los rincones,
que quedan destilados,
de este mundo ceniciento.



                                    J.Puyal

Idílico

Suave, calmado,
melódico, acompañado.
Un color que tiñe uniforme el camino no andado.

Pero un orgulloso desesperado se atreve a caminar,
con los pies desnudos, con el pulso,
y crea la huella de la experiencia, quebrando
la delicada superficie del color con el que un día soñe...

sin título

Sufre esperanza,
amas el temor.
Sientes que sigues vivo
solo por compasión.
¿De quién?
De mi propio corazón
que no confía ya ni en su razón.

Razón que ya no encuentra, ¡ni siquiera busca!
Él, solo tararea el triste canto de un bello amor.