28 may. 2011

NUESTRO GRITO

Nuestro grito desgarrado y hermoso,
que se propaga por cientos de gargantas,
que vibra, y con él las entrañas
de este aterrorizado territorio,

nuestro aullido de rabioso sonido,
de hierros, de yugos resquebrajados,
de leones, de orgullos levantados,
que pinta de blanco nuestro destino,

nuestra música de fuertes tambores,
de amor, de braveza, de confianza,
que se canta en la Puerta de los Soles,
en la Puerta de las Esperanzas,

y no se apagará hasta que el Sol se apague,
o hasta que se mueran las estrellas,
pues nuestra fe en la libertad es eterna,
y nuestra canción de paz inquebrantable.

Porque el poder ha sido siempre nuestro,
y la tierra y la libertad, y el sueño
de un mundo unido y cambiado,
de un horizonte más hermoso y claro.

Y no importan las barreras que pongan.
Ni los juzgados ni la policía
podrán cantar más alto que nosotros.
La fuerza no acalla a la justicia.

Así que gritad fuerte, gritad,
hasta que del mundo seamos los dueños,
porque el cambio NO es nuestro sueño,
es nuestra responsabilidad.

Mayo 2011, Puerta del Sol
Alberto Becerro González,
uno de los millones de héroes reunidos estos días para reclamar su poder legítimo.

22 may. 2011

ETERNA

Persiste el tiempo
Para borrar tu huella.
No aprende que, su arena,
No erosiona tu pura estructura.
Que no eres piedra,
Sino sueño, libertad,
Placer, vida...¡Eres cura!

Tu sentimiento es eterno,
Y el tiempo no lo sabe.
A su gélido aliento
No le tienes miedo,
Y el tiempo no lo sabe...

De 1 a 11 dimensiones
Caben tus estelares rimas.
Rauda y veloz rompes la cuarta,
(Que el tiempo se desconoce
Y no se inmuta en el horario)
Que abarcas desde la vida
Hasta la parca...
                                                                                               P. R. Elbal


16 may. 2011

MALA HIERBA

Mala hierba toda aquella
Que deja al arrancarla
Insensible callo.
Del espino al hinojo,
Del dolor al amor,
De la flor al matojo.


Esa feliz amapola
En tu amarillo marfil,
Es afluente de mis ríos de plata
Portadores de doradas carpas.
Pues de oro es el color del sufrir.
                                                                                                                              P. R. Elbal            

El TANGO

Mi sombra y yo bailamos un tango
solamente con la luz de tu Luna.
Solamente con la voz de tu música,
yo y mi sombra bailamos de la mano.


Nuestra danza de grito gitano,
de guitarra terrible y desnuda,
con ritmo de lentitud y locura,
con tu brillo sigues estimulando.


Ansiando que la canción se disuelva,
tiembla temerosa una gota de agua
salada al contemplar su muerte de gota.


Y también los dedos de mis pies se quejan,
pues es la sombra quien los aplasta
y no la extremidad, blanca y sinuosa,
de tu luz, de tu beso o de tu rosa.

Le presento a concurso, así que espero que este bien.

14 may. 2011

PALABRA DE DAMA

Tu carmíneo despertar,
Capaz de hacer florecer ideas,
Me devuelve la verde vida
Sobre el pergamino a escribir.
Capaz de curar la herida,
De la sombra me arrebatas.
Con tus ojos hojalata,
Capaces de hacer vivir.
Hojalata, por pena,
Por la distancia,
De mi mano al diccionario.
Esa pena, me despeja.
A mis noches,
El naranjado fulgor
Hace renacer
Angustias de calvario.
Corre un amargo sudor...
De la A al Fin.
Y al alba, al levantar
El alma al cielo,
Consigo sofocar
Haciéndome sentir.
Y, ya es, tras el tormento
Que produce la impotencia
De lo no acabado,
Cuando te aprecio en tu belleza,
Y te contemplo maravillado,
PALABRA...
                                                                                          P. R. Elbal

12 may. 2011

LA DUNA SIN ARISTAS DE TU PELO - Soneto

La duna sin aristas de tu pelo

Enmarca en claroscuro tu perfil

Y el borde inquieto de mis ansias mil

Se esconde entre los pliegues de tu velo.


Sumergido en las ondas de mi celo

Sueño tu lisa playa de marfil

Y el flotar de mi barca entre lo añil

Agudiza la espina de mi anhelo.


Mas tu mano me marca el trazo duro

De la línea que amarra mi sentido

Con el vidrio que araña mi fiereza


Y mi empuje se pierde frente al muro

Que defiende tu nardo florecido

Como roca angular de tu pureza.

Francisco Becerro (mi abuelo)

11 may. 2011

(Juan Antonio Elbal Angosto) - (Mi abuelo poeta)

Como Alonso Quijano, en mi locura
Soñaba a ser un héroe sin derrota,
Caballero con yelmo,lanza y cota,
Entregándome al mundo en la aventura.
Hoy no sueño: he tornado a la cordura
Sin escudo en mi brazo, lanza rota,
Cabalgando subido en la picota
De la vida, sin Sancho y sin montura.
Y en mi tiempo implacable, presuroso,
No hay castillos ni ventas ni Toboso
Ni entuerto a enderezar con fama y gloria.
No existió Dulcinea y, en mi camino,
Sólo quedan escombros de molino
Y recuerdos vagando en la memoria...



                                                                                 J. A. Elbal Angosto.

7 may. 2011

ROMANCE DE LA HOJA (Mayo 2011) – Romance heroico

Y la polidáctila hoja del árbol,

vástaga de las lágrimas felices

derramadas en lluvia tuya y mía

que martilleaban ese suelo triste

de mis pasos, de mi vereda lenta;

sucesora de sonidos de sílice,

que muere con tu electricidad,

de tambores, trompetas y violines,

que me acarician y que me amartillan;

vuela con fuerzas electromotrices

de milenios, eones primigenios

sin conocidos destinos u orígenes.

Desobedeciéndome, sin permiso,

viaja obscena por mis cicatrices

y se aleja espantada hacia el Norte,

hacia mis horizontes más juveniles.

Y me siento más que nunca desvestido,

sin frutos, sin hojas y sin abriles

para regalarte, para besarte,

para florecerte y para escribirte.

Ya sólo en mi tronco de nogal

me queda una sonrisa que me diste

aquella noche de sueños solitarios

que con un rayo de muerte encendiste.

3 may. 2011

A LÁPIZ

Son tus curvas de sacapuntas,
Las que dan vida a mi escrito.
La cuchilla de tu corazón
Pule mis imperfecciones
Y cubre los delitos
Sobre la piel muerta
Dividida en mil y una porciones;

Porque nunca es exacto
El carbón que en la mesa reposa,
Como no se mide en el alma
Lo que me arrancas con tus lágrimas rosas,
Que de día me queman,
Y por la noche me arrancan la calma.
                                           P. R. Elbal

2 may. 2011

TU NOMBRE EN LA PARED

Tu nombre en la pared
Daña más que los cañones
Que disparas lagrimeando,
Porque me indica preocupación.


Sin embargo, tu firma grita olvido,
Derrumbando los ladrillos...
Tu apellido quema la pintura
Colgando hollín sobre otras marcas.


Si tu nombre grabado a cincel se talla,
Borrarás la huella de otras almas,
Que, a golpe de martillo, agrietaron el muro.
Ese muro,separa dos mentes,dos personalidades,
Y cuatro palmas...
                                   
                                                                                                                        P. R. Elbal

DÍA PARA DIOSES

Floto en el mar muerto de ideales.
Todos se los llevó consigo el viento
Aprovechando ser invisible...


Observo cataclismo en ciudades,
Notas musicales cuando reviento
En el llanto que esperan tus cristales.


No hay quien engañe a esos ventanales...
Puedo aclamar el sabor de la locura,
Pero su ideal se ha ido para siempre...


Para un mundo como yo no hay males,
Ni bienes, soy neutral en la futura
Visión que puedas tener de mi ente.


Si capaz de cosas como tales soy,
Qué más decir, soy único en curas,
Soy un dios, sin antecedentes...
                                                                                                                          P. R. Elbal