28 may. 2011

NUESTRO GRITO

Nuestro grito desgarrado y hermoso,
que se propaga por cientos de gargantas,
que vibra, y con él las entrañas
de este aterrorizado territorio,

nuestro aullido de rabioso sonido,
de hierros, de yugos resquebrajados,
de leones, de orgullos levantados,
que pinta de blanco nuestro destino,

nuestra música de fuertes tambores,
de amor, de braveza, de confianza,
que se canta en la Puerta de los Soles,
en la Puerta de las Esperanzas,

y no se apagará hasta que el Sol se apague,
o hasta que se mueran las estrellas,
pues nuestra fe en la libertad es eterna,
y nuestra canción de paz inquebrantable.

Porque el poder ha sido siempre nuestro,
y la tierra y la libertad, y el sueño
de un mundo unido y cambiado,
de un horizonte más hermoso y claro.

Y no importan las barreras que pongan.
Ni los juzgados ni la policía
podrán cantar más alto que nosotros.
La fuerza no acalla a la justicia.

Así que gritad fuerte, gritad,
hasta que del mundo seamos los dueños,
porque el cambio NO es nuestro sueño,
es nuestra responsabilidad.

Mayo 2011, Puerta del Sol
Alberto Becerro González,
uno de los millones de héroes reunidos estos días para reclamar su poder legítimo.

3 comentarios:

  1. Se que la calidad del poema es menor, pero si pongo muchas metaforas y cosas raras no lo entendía ni dios, y lo que quería es que lo entendiese todo el mundo!

    ResponderEliminar
  2. Se nota se nota. Yo soy uno de esos héroes que estuvieron reunidos. Vi lo de tu taller de poesía, pero yo aún tengo clase... :S

    ResponderEliminar