6 jun. 2012

04/06/12

Sigillis mundi, somniare, Sigismund 

 

Siempre que el incesante cacareo
De esa bestia cantora, de cresta carmínea,
-Ahora en móvil de tapa transformada,
A quien me gustaría "degallar", sin rodeo-
Me cambia el estado de ausencia momentánea,
-Nocturna, de vez en cuando-, me da por pensar:
¿En qué habré "biengastado" desde la luna
A dichosa y condicionada figura alada?
Y me da por maquillar mi día: En deseo...
Es en deseo porque...¿por qué? porque soy yo,
Soy persona, soy animal, soy juego, soy astro y feo...
(Más bien la belleza es difícil de apreciar).
Y como soy astro, y un astro da la vida, soy vida también...
Y, si parafraseo al grande, ese que de "Caldero a-Barca" iba,
Con un violento "Segismundo" en piscis
Por el susodicho destino astral, me digo: Soy vida, soy sueño.
Ergo: La vida es sueño y los sueños, sueños son,
-Y más en vida y vivo.


Pablo R. Elbal

No hay comentarios:

Publicar un comentario