25 nov. 2011

LA PROLETARIA

Le dije:
-¡Princesa!

A lo que contestó
Que no era sangre azul su sangre
Que ni era una burguesa.
Que su corazón rojo,
A la izquierda,
Dictaba fuera proletaria.

Yo le repliqué:
-No es por clase social,
Sino por belleza
Le hablaré siempre
A su señora, si entre calles
Reparte sonrisas y elegancia,
Su Alteza...
------------------------------------------
Imaginaos el bofetón...
Para parecer tan frágil,
Tenía garras de camión.

¿Y el fallo?
No llaméis a una joven
Señora.

Esa tarde,
Me sentí obrero educado.
Esa tarde,
Se me descatalogó
De arrebañado.

                                                                                                   P.R.ELBAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario